Main menu
cabecera 2.png

qiysDesde Inekaren, queremos dar respuesta a éstos términos que tanto empleamos pero que sin embargo, son también muy desconocidos para la mayoría de la población, por lo que para evitar caer en la consigna repetitiva y vacía expondremos de manera breve y sintética en qué consisten:

Independencia

Cuando hablamos de Independencia, hablamos de la capacidad de que el pueblo canario ejerza soberanía sobre su territorio y sus recursos, estén estos en tierra, mar o aire.

En primer lugar, consideramos que existe un pueblo canario, al igual que existe un pueblo saharaui, cubano, irlandés o vietnamita.

fiesta el charco 11

El pueblo canario es originario del archipiélago canario, situado en el continente africano, a menos de 100 km de las costas saharauis, en el noroeste del continente. Por tanto, nos define por naturaleza un marco geográfico concreto.

 La existencia del pueblo canario se remonta a hace más de 2.500 años, con los primeros pobladores, sufriendo dos grandes traumas históricos: la conquista (1402-1496) y la guerra civil y posguerra. De ninguna forma podemos afirmar que estos traumas hicieron desaparecer al pueblo canario o exterminarlo, pero si fueron fuente de gran sufrimiento y tuvieron como resultado un fuerte sometimiento de sus habitantes al poder español; el cual se servía de sus cómplices locales (caciques) que se beneficiaban de la presencia y protección española para asegurar su posición dominante en la sociedad canaria.

Durante esos 2.500 años los antiguos y actuales canarios se han desarrollado en el archipiélago, atravesando distintas etapas históricas y sobreviviendo a ellas, generando y acumulando una cultura originaria producto de nuestro particular desarrollo en las islas hasta la actualidad; pero que ahora, debido a la globalización, toda esa la acumulación de 2.500 años de sabiduría y supervivencia de un pueblo en su propio entorno donde se ha desarrollado  se pone en peligro de desaparición; dejando tras de sí a las nuevas generaciones de canarios y canarias sin identidad propia, convertidos en jóvenes productos-consumidores de las modas capitalistas.

robayna1

Aunque el pueblo canario no haya nunca conseguido la interrupción del poder colonial de 6 siglos mediante una revolución popular y la toma del poder como se ha dado en otros pueblos del mundo, si ha provocado multitud de enfrentamientos y revueltas de carácter más local, además han sido numerosos los canarios que han participado y escrito la historia fuera de su tierra (principalmente en América, en el poblamiento, procesos de independencia y revoluciones). Todos estos héroes y gestas, hayan sucedido dentro o fuera de nuestro territorio, son la historia y héroes del pueblo canario, aún cuando el propio pueblo ignora a sus propios héroes y heroínas por las políticas educativas y culturales actuales que responden a un interés foráneo (España) para que no tengamos memoria histórica.

Por lo tanto, los canarios y canarias, conformamos claramente un pueblo de esta humanidad en este planeta, y lógicamente, como pueblo, tenemos un derecho universal natural que va más allá de los intereses de estados extranjeros, que es el de la soberanía, el de la independencia.

Socialismo

Cuando hablamos de socialismo, hay que rechazar de forma tajante la asociación con el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) y además por extensión con cualquier otro partido socialdemócrata. La socialdemocracia -que es lo que es el PSOE y la mayor parte de la izquierda en Europa- es un movimiento político CAPITALISTA que incorpora demandas sociales reivindicadas por el comunismo como elementos de atenuación de la explotación de los trabajadores y trabajadoras dentro del sistema capitalista (como los servicios públicos, sanidad o educación); pero que en última instancia, la socialdemocracia, no tiene intención ninguna de salir del capitalismo, que es un sistema basado en la obtención del beneficio a costa de la riqueza que genera el trabajo asalariado.

Cuando hablamos de socialismo en Inekaren, hablamos de una fase de transición al comunismo. Siendo el comunismo un modelo de producción en el que la economía es una herramienta para satisfacer las necesidades de todos los seres humanos, y no como en el capitalismo, donde los seres humanos son herramientas de la economía de las élites.

3634466 d3fa86bd34 m1Luego el Socialismo, es el periodo de tiempo político, en el que se va restructurando la sociedad capitalista a una comunista, durante ese periodo se van implementando políticas sociales, económicas, culturales, educativas, etc… para ir transformando una sociedad basada en el lucro personal, la competencia y el egoísmo, a una sociedad basada en la solidaridad, la cooperación y el bien común.

En el comunismo, la producción y por tanto el trabajo, se hace para cubrir las necesidades del pueblo, al no haber capitalistas (dueños de empresas, multimillonarios, banqueros, caciques, etc…) no hay necesidad de trabajar para producir riqueza para los capitalistas, por tanto, todo el trabajo repercute para el beneficio de la comunidad.

También se elimina la necesidad de que haya paro, ya que el paro, es un invento del capitalismo para reducir el precio de la mano de obra mediante la sobreoferta (para el capitalismo las personas también somos mercancías), por lo tanto, es erróneo esos argumentos anticomunistas, de que habrá gente que “no de golpe” y que viva subvencionada.

En el comunismo, toda la población tiene un puesto de trabajo, y no ocurre como en el capitalismo, donde si hay una élite que vive sin dar golpe subvencionada por lo que producen sus empleados y empleadas. Y aquel que no quisiera trabajar por la comunidad, se autoexcluiría del sistema.

El comunismo, en última instancia, es un sistema de igualdad social, donde todos y todas somos trabajadores y trabajadoras por igual y por tanto no existiría un grupo social que acumule capital. En el comunismo, no se busca el beneficio y el lucro como en el capitalismo, sino satisfacer las necesidades de la población.

De manera más concreta, presentamos los:

14 Puntos para una Canarias Libre y Socialista

  1. Soberanía: que podamos decidir sobre nuestra tierra, mar y aire y todos los recursos que comprenden.
  2. Poder popular: Que la soberanía resida en el pueblo canario trabajador; en aquellos que viven del esfuerzo de su propio trabajo. Adoptar una democracia popular y participativa como forma de gobierno. Desechar el modelo “democrático burgués” que rige los países occidentales y capitalistas. Acabar con el caciquismo que restringe la libertad política en islas y pueblos enteros.
  3. Igualdad social: Eliminar la desigualdad y repartir la riqueza que actualmente es acumulada en unas pocas manos de aquí o es expoliada para fuera. Avanzar hacia la eliminación de la sociedad clasista eliminando a la clase privilegiada que vive del trabajo ajeno.
  4. Igualdad de género: Eliminar por extensión la sociedad patriarcal y conquistar la igualdad de género, que la fuerza de la mujer canaria vertebre la nueva sociedad a construir.
  5. Socialización de los medios de producción: Eliminar el capital privado. Medios de producción de propiedad pública o propiedad del trabajador o trabajadora. La producción tiene como fin satisfacer las necesidades de la población y no el lucro y enriquecimiento de unos pocos, por tanto: Eliminación del paro –todos y todas trabajamos por igual- reparto del trabajo entre toda la población activa, reduciendo la carga de trabajo y aumentando el tiempo libre del trabajador o trabajadora, para poder descansar, formarse, ejercitarse, etc…
  6. Servicios públicos: Que todo canario y canaria tenga: Trabajo, techo, comida, educación, sanidad y transporte. Que los servicios públicos sean universales, gratuitos y de calidad. Además, todos los sectores estratégicos y sensibles también serán de propiedad pública como la energía, el agua, las telecomunicaciones, etc...
  7. Cultura e Identidad: Valorar nuestro pasado, nuestra cultura y patrimonio, potenciar nuestras expresiones culturales, etnográficas y deportivas.
  8. Ecología: Desarrollarnos de forma sostenible, frenar la construcción y recuperar nuestra flora, fauna y paisaje.
  9. Agricultura, pesca y ganadería: Conquistar la soberanía alimentaria, como pilar de la soberanía nacional e impedir cualquier chantaje mediante el control de la alimentación del pueblo desde el exterior. Desarrollar el sector primario, para conseguir productos de alta calidad para abastecer nuestro mercado interior y exportación.
  10. Industria sostenible y energía limpia: Conquistar la soberanía energética a partir de las energías limpias o renovables. Reciclaje, reutilización y recuperación del 100% de los residuos. Desarrollar la industria local que cubra las necesidades locales y para exportación.
  11. Relacionarnos con el mundo: Eliminar las actuales limitaciones que España nos impone para hermanarnos a otros pueblos. Relacionarnos libremente y comerciar con cualquier otro pueblo del mundo sin ataduras, que nadie nos dicte con quien sí y con quien no podemos relacionarnos y mucho menos sancionar.
  12. Pueblo culto: Que la cultura y la educación sea el motor de la convivencia entre ciudadanos, y no la amenaza, el chantaje, el miedo y la represión.
  13. Medios formativos: Que los medios de comunicación dejen de ser el negocio para proyectar la propaganda de los ricos, que los medios sean fuente de formación, información y cultura, y no de idiotización, manipulación y desinformación.
  14. Defensa: Que el pueblo canario tenga la capacidad de defender su soberanía e igualdad social contra cualquier agresión interna o externa. Que el ejercicio de las armas no sea patrimonio de unos “profesionales” remunerados, sino el derecho y el deber de todo el pueblo.